La confianza proporciona seguridad y se genera a partir de una gestión adecuada de la emoción miedo.

Para todos aquellos que sigan pensando que las emociones son algo para gente “ñoña” o para el público exclusivamente femenino y que nada tiene que ver con el frío mundo de los negocios… Aviso navegantes: esa idea forma parte del pasado ancestral.

PREMIO EMOTIONAL FRIENDLY y confianza

Acabo de leer una noticia sobre un banco que ha sido galardonado con el premio Emotional Friendly por su evolución positiva en temas de vinculación emocional con los clientes. 

No soy usuaria de este banco y desconozco cómo funciona, pero me interesa el hecho de que el mundo empresarial centre sus energías en la vinculación emocional con los clientes a través de la generación de confianza.

Ganar la confianza de sus clientes y de la sociedad en general,  es un tema fundamental para la Banca y para cualquier otro sector empresarial. Existe una relación directa entre los resultados de negocio y la confianza que genera una empresa y las personas que la dirigen.

El miedo auténtico nos ayuda a identificar de quién nos podemos fiar y de quién no

La confianza da seguridad. ¿Qué emoción tiene como finalidad aportar seguridad a las personas?

Según la Ingeniería Emocional, es la emoción MIEDO. Por tanto, para la Banca y las empresas en general, es clave saber gestionar esta emoción. El miedo auténtico nos ayuda a diagnosticar de quién nos podemos fiar y de quién no. En qué personas o en qué entidades podemos depositar nuestra confianza, paso previo para depositar nuestro dinero.   Gracias al miedo auténtico podemos decir No a las entidades que no nos dan confianza.  Nos permite poner límites y retirar nuestros recursos de las empresas que no nos generan confianza ni nos resultan fiables.

PALABRAS Y ACTOS DE LA MANO

La emoción miedo es también la emoción del respeto. Desde el respeto,  las personas/los clientes no sienten amenaza. En cualquier relación (ya sea personal o empresarial) la confianza, el respeto y la armonía son fundamentales y proporcionan la base para poder crecer.

En un sector como la Banca, impulsor de la economía en nuestro sistema actual, se torna crucial una buena gestión de la confianza para que la sociedad sienta seguridad que es la base para crecer y prosperar. Y ya no valen las apariencias, el parecer que sí pero a la hora de la verdad no,  creer que es posible transmitir unos valores a través del Marketing y luego hacer todo lo contrario.  Eso se ve y se siente. Palabras y actos han de ir de la mano.

LA VERDAD ES DIFERENCIAL

Las personas somos inteligentes. Tenemos muchas opciones de elección y muchas maneras de informarnos. La transparencia y la verdad generan confianza, seguridad y credibilidad. Estos sí  que son factores diferenciales en un mercado competitivo como el actual.  Sin embargo, no vale solo parecerlo sino que hay que serlo, de lo contrario,  esa relación se tambaleará, no será sostenible en el tiempo porque las apariencias carecen de una base sólida.  Solo la  verdad proporciona solidez.

EXPERIENCIA CLIENTE-EXPERIENCIA EMPLEADO

Experiencia cliente y experiencia empleado son dos conceptos de los que se habla mucho.   Está muy bien pero lo primero es lo primero.  Si previamente no existe confianza y se genera seguridad, las personas (ya sean clientes, empleados o colaboradores) no querrán esas “increíbles” experiencias en forma de promesa.  Antes que nada queremos sentirnos seguros, sin amenazas y comprobar que estamos con personas y entidades fiables.  Después, sobre esa confianza real se podrán construir las experiencias que deseemos.

Conocer las emociones auténticas y cómo gestionarlas nos proporciona la base para mejorar nuestras relaciones personales, profesionales o empresariales.